Posts Tagged 'anfiteatro'

El acueducto de Segovia

Si el Alcázar no está lo suficientemente el acueducto es el símbolo histórico más reconocido y famoso de Segovia. Fue construido al final del primer a principios siglo II d. C. por los romanos durante su ocupación de la Península Ibérica para llevar agua desde el Río Frío unos dieciocho kilómetros de distancia y que requieren una sección elevada en su último kilómetro de la Sierra de Guadarrama a las paredes del casco antiguo. En esta sección elevada es compatible con un logro ingeniería de ciento sesenta y seis arcos y pilares de ciento veinte construidas en dos niveles. Está veintiocho metros altas y construidas con bloques de granito grandes, toscamente labrados de más de veinte mil, que se unen sin mortero o pinzas y permanecieron en el lugar durante dos mil años. Nos gustó el acueducto y examinado todo ronda desde todos los ángulos posibles, es una de esas estructuras que te hacen apreciar hasta qué punto brillante los romanos fueron.

Debajo del acueducto en la Plaza del Azoguejo, en la Oficina de turismo se verificaron horarios y hizo planes para nuestro viaje en tren a Madrid por la mañana y, a continuación, encaminó nuestros pasos hacia la Plaza Mayor donde en los mediados a final de sol por la tarde nos sentó y tuvo otra cerveza y otra placa de tapas en un tercer diferentes bar. Hubo sólo una cosa más que hacer en Sergovia, así que después de la pausa de refresco, nos fuimos a la Catedral para terminar el día. El edificio fue completado en 1577 y es considerado como el último gran catedral gótica de todo el mundo. Hubo una vez más, un cargo de admisión que parece ser bastante normal, por lo que pagó el 3 € y, a continuación, entró en lo que muy posiblemente es la catedral más fría en España y probablemente de toda Europa. Estábamos inapropiadamente encolados para Sub-Zero temperaturas y althougth la catedral fue bien vale la pena el encargado de admisión y de la visita, pero era demasiado frío para disfrutar de ella por lo que hemos corrido alrededor de las naves y las capillas con prisa más bien indecente y contentos por venir alrededor de nuevo a la luz del sol con sólo segundos antes de hipotermia establecer en.

Más adelante en la luz del sol por la tarde agradable que necesitábamos calentar por lo que ambled por las calles bastante poco, compró algunos vino a partir de una pequeña tienda cerca al hotel y, a continuación, volvió a la sala para beberlo y miran desde nuestro balcón sobre la plaza en la actividad de tarde final. El Sercotel Infanta Isabel fue un buen hotel en una excelente ubicación y hemos disfrutado de la configuración y el ambiente como nos tomábamos nuestra botella de vino español local y pensamientos se convirtió a la cocina de arreglos para la noche.

Por el momento habíamos terminado el vino y showered y modificadas se había convertido en nublado por primera vez desde que llegó a España, pero seguía siendo muy cálido como nos unimos a la Segovians en sus caminaba por la noche y lo hicimos algunas compras para Molly poco en una tienda del bebé diseñador español y, a continuación, fue de nuevo al acueducto para tomar fotografías a la luz de la decoloración del anochecer. Más tarde, comimos en el restaurante que Kim había mostrado preferencia por la noche anterior, pero había sea revocada y resultó para ser una excelente opción con una opción muy sabrosa de alimentos.

Ha sido un largo día y que habíamos hecho un montón de caminar así como nos estábamos planeando ir a Madrid por la mañana que terminó temprano y volvió al hotel para una noche temprana y hacer planes de última hora para el futuro.

Anuncios

Segobriga

Necesitábamos algo que hacer por la tarde así después de consultar la guía y la información disponible en la recepción del hotel que decidimos impulsar a la romana ruinas en Segóbriga unos cincuenta kilómetros de distancia. Yo no estaba seguro de que habría mucho que vemos allí, así que me llevó a deliberadamente lentamente y detuvo a menudo para oportunidades de foto de los campos con sus contornos atractivos y tonos deliciosos pastel. En el camino nos buscó un lugar donde comer y pasa a través de un par de pueblos pero había pocas posibilidades de alimentos y bebidas debido a que la gente que vivía allí probablemente piensa que Belmonte es emocionante. En el camino, dejamos el camino a seguir una pista para el castillo de Almenara pero demasiado estaba en mal estado y cerrado por lo que regresó a la carretera y bordo. Cerca a nuestro destino nos habían descubierto un hotel y un restaurante y nos ha tirado de y tomó una tabla en el jardín, pero los precios de menú considerablemente superior a lo que estábamos dispuestos a pagar por lo que dejamos abruptamente antes de que el personal había notado nos y continuó en nuestro camino renunciado a permanecían hambrientos.

Dentro de unos minutos hemos descubierto los signos a Segóbriga y como hemos convertido en el sitio histórico nos asombró inmediatamente por el tamaño del lugar y resultó que esto es el más importante yacimiento arqueológico romano de toda España. Increíble! Y ni siquiera había oído de él. Hubo un café en sitio donde tuvimos un bocadillo sobrevaluado y una cerveza antes de pasar a la entrada donde una dama española parecía realmente el placer de ver los visitantes procedentes de Inglaterra y nos dio algunas instrucciones precisas y claras para asegurarse de que hemos disfrutado de nuestra visita al máximo. En primer lugar, hubo una pequeña película acerca de los romanos en España y, a continuación, un considerable a pie para llegar a la sede principal y las excavaciones.

Segóbriga era un libro de texto había diseñado ciudad romana y existía un teatro, un anfiteatro de cinco mil plazas, una pista de carreras de carros (circo), una basílica, un templo, baños públicos, una cisterna y un complejo sistema de alcantarillas, todo en el hecho de que usted esperaría encontrar en una ciudad importante de Roma. Fue increíble para pasear por las calles antiguas, deambular por los pasillos del anfiteatro, sentarse en los asientos del teatro y imaginar que en este mismo lugar hubo gladiadores en su anfiteatro, antiguo Latina juega en su teatro, emperador fieles en los templos, magistrados caminar alrededor de lo que es importante en togas y esclavos para hacer todo el trabajo sucio.

Segóbriga fue una ciudad minera y las minas trajo gran riqueza e hizo algunas de las familias locales muy rica pero no eran la minería de metales preciosos o combustible, pero para un producto muy especializado, yeso, o más bien yeso, que en su estado de cristal (selenita) es transparente y las rocas podrían dividirse en finas hojas para hacer ventanas en una edad antes de que los romanos habían comenzado a fabricar y utilizar vidrio.

En la antigua Roma edificios tenían ojos de viento, que eran cuadradas o rectangulares agujeros en las paredes para permitir que en la luz y el aire, pero sin cristales. Para permitir que la luz tenía la desventaja de permitir que en el clima así tan probablemente la mayor parte del tiempo la gente mantiene esas ventanas bloqueadas con una cortina o un obturador. La idea de usar las hojas de yeso de cristal para paneles de la ventana llegó el cambio de Milenio cuando un arquitecto importados de España y utilizado como claraboyas a la luz de los baños públicos en Roma. Esto rápidamente y los ricos empezó a hacer lo mismo para sus casas y villas y en el tiempo fue utilizado como vidrio de ojo de viento y en el yeso de calidad muy mejor llegó desde aquí en Segóbriga.

Dado que tuvimos que esperar tanto tiempo para que personas no cooperativa mover para que nosotros podríamos tomar las fotografías despejadas perfectas tardó casi tres horas para explorar el sitio y, a continuación visitar el Museo y fue una caminata ronda así que lo que comenzó como un día fácil planificado había resultó en cambio para ser muy completa y muy agotador.

Nos llevó a volver a Belmonte en la tarde y después de un descanso y un vaso de vino hizo las mismas cosas como la noche anterior y se fue al hotel por la calle, donde el barman amistoso insistió en que nos muestra la barra de la bodega en el piso inferior que no abre hasta forma pasado nuestro tiempo de cama, y, a continuación, comimos una vez más en el restaurante del hotel y tenía un tercer buen estilo tradicional cena español. Se trata de nuestra última noche en Belmonte y como nos maletas nuestro para que podíamos hacer un comienzo temprano en la mañana reflexionamos sobre lo que había sido tres días excelentes en Castilla-La Mancha y nos espera a una unidad de larga de la mañana a la ciudad de Toledo y después de eso a Ávila en Castilla y León casi trescientos kilómetros de distancia.

http://www.ua.es/personal/juan.abascal/segobriga.html


Blog Stats

  • 58,582 hits

Andrew Petcher